Fresas Deshidratadas

Las fresas deshidratadas son deliciosas en cereales, o solas como  snacks. Secar las fresas es muy sencillo ya que por la acidez que contiene la fruta no es necesario agregarle limón u otros químicos como a los duraznos o manzanas.

Para deshidratar las fresas puedes usar el deshidratador de alimentos el cual con la temperatura constante tienes más control del producto final. También puedes usar tu horno usando la temperatura más baja. 

Para secar las fresas, es necesario cortarlas en rodajas o rebanadas de tamaño uniforme. Con un cuchillo afilado, corta las fresas en rodajas transversales o de arriba hacia abajo; la dirección en la que se cortan es menos importante que el grosor. Las piezas deben tener aproximadamente el mismo grosor o no se secarán uniformemente. Las rebanadas pueden ser de 1 cm a dos cm de grosor.


Equipo especial:

Deshidratador de alimentos o un horno que pueda programarse a una temperatura menor de 200ºF/93ºC.

Ingredientes:

Fresas

Metodo de preparación:

  1. Coloca las rodajas de fresa en las bandejas del deshidratador de modo que haya al menos un centímetro de espacio entre las rodajas.
  2. Ajusta la temperatura del deshidratador a 135 F /57 C. Se necesitarán de 8 a 10 horas para secar completamente las fresas; de 10 a 12 horas si deseas que estén crujientes. Las piezas deben sentirse totalmente secas al tacto cuando estén listas.
  3. Cuando las fresas deshidratadas estén frías colocas en  frascos de vidrio.

Un comentario sobre “Fresas Deshidratadas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s